Accidentes.

Posted in Sin categoría on diciembre 26, 2010 by paramedico111

Bueno, a los que han comentado y desean seguirlo haciendo.

Hace cerca de un mes 28 de noviembre seamos mas exactos, me ha sucedido nuevamente algo completamente ironico tomandolo desde el punto de vista que soy voluntario de la ciudad de México.

Siendo las 6:00 am, nos dispusimos a dar terminada la guardia, despues de haber tenido una exesivamente tranquila, lo que es muy bueno hablando que la CD de México es de las mas grandes del mundo.

llegando a la casa, escuchamos un rechinido el cual a la opinion de la tripulción resulto eterno, culmino con un impacto directo a nuestra unidad, la cual apenas tenia 15 días de haber salido a la calle, impactandonos directamente contra un arbol.

Resulta que los dos individuos que tripulaban el vehiculo que nos impacto, venian ahogados en alcohol, yo me supongo dandole el remojón a su 2011, pero hasta ese día le duro el gusto de su coche nuevo.

(aqui viene lo doloroso)

Agraciadamente, no tuvimos lesiones de consideración mas alla de una lumbaligia post traumatica, esguinces de 1 er y 2do grado. los tripulantes del otro vehiculo, resultaron con suerte ya que ninguno presento traumatismo coranioencefalico, pese haber hecho bobeda en el parabirisas.

Nuestro equipo quedo regado por toda la avenida (Periferico) la principal de la Ciudad, la maleta de metales quedo comprimida abajo de el vehículo que nos impacto, la cuerda estatica fue atropellada por un camión de 18 ruedas, el expansor Lukas lsp 60 quedo regando glicol.

Bueno  y lo resultante de lo mismo pese a que mi compañero el operador no podía moverse fue acusado de robo, por el copiloto del que nos habia imactado, el asegura que bajo de la unidad, le arranco una cadena de oro se rrobo una camara digital y a cada uno de los ocupantes un Iphone.

Aquí es en donde resulta lo irónico, ya que se ha invertido mucho dinero, esfuerzo y dedicación  en esta unidad, no contamos con apoyo gubernamental ( Cualquier voluntario en México), nos destrozan la unidad y para colmo nos tachan de rateros, es un tanto desmoralizante que personas para las cuales es la razón de ser de este equipo, nos acusen de robo, siendo que la honestidad es el principal valor que enmarca a nuestra asociación.

Quemaduras.

Posted in 1 on febrero 23, 2010 by paramedico111

TRATAMIENTO DE LAS QUEMADURAS

La prioridad en la atención del paciente quemado es la misma que en todo caso de trauma: en inglés se utiliza la nemotecnia ABC: Airway, Breathing, Circulation.

En español hemos propuesto AVOC:

 

: vía Aérea permeable;
VO: Ventilación y Oxigenación;
C : Circulación.
 

EVALUACION GENERAL DEL PACIENTE Y REANIMACIÓN

En primer lugar se debe tomar una historia clínica lo más completa posible, detallando hechos como el mecanismo de la lesión (incendio, explosión, líquido caliente), la presencia de productos tóxicos en el ambiente, si el accidente ocurrió en un espacio abierto o en un recinto cerrado, el tiempo transcurrido, el estado en el cual fue recogido el paciente y su evolución desde entonces. Los factores personales, como edad, peso, talla, enfermedades asociadas, medicación que esté recibiendo, inmunización antitetánica previa, alergias, son de gran importancia en cuanto a establecer pronóstico y definir un plan de tratamiento. 

 

 

a) Vía aérea

Una vía respiratoria permeable es indispensable para el manejo del paciente quemado, en quien se debe excluir lesión o edema de la faringe y laringe. La presencia de secreciones abundantes requiere aspiración. Si no hay obstrucción evidente de la vía aérea no debe practicarse traqueostomía, por lo menos de inmediato. La traqueostomía contribuye a exacerbar la infección y se asocia con complicaciones serias. Pero tampoco debe ser evitada si la condición del paciente claramente la exige. En algunos casos puede ser necesaria la cricotiroidotomía como medida de urgencia.

La traqueostomía y la cricotiroidotomía muy raramente son necesarias en los pacientes quemados.

 

 

b) Respiración y oxigenación

La hipoxemia puede deberse a trauma torácico o a contusión pulmonar asociada. Si se requiere ventilación mecánica, ésta puede ser iniciada y mantenida por muchos días por medio de la intubación, sin necesidad de traqueostomía.

Las quemaduras que cubren la circunferencia del tórax pueden hacer necesaria la desbridación inmediata para liberar la caja torácica de escaras y permitir su adecuada expansión.

La inhalación de humo y de gases tóxicos resulta en traqueobronquitis química que generalmente se manifiesta por abundantes secreciones y, a veces, expectoración de mucosa necrótica. Es en estos casos que puede ser necesaria la cricotiroidotomía.

La hiperventilación puede producir resecamiento de la vía aérea y convertir las secreciones en mucosidad altamente viscosa, lo cual dificulta su expulsión. La “toilette” traqueobronquial y la nebulización ultrasónica son de gran valor.

El estado de la función respiratoria debe ser valorado cuidadosamente mediante observación clínica permanente y la determinación periódica y frecuente de gases sanguíneos.

La confusión y desorientación mental presentes en muchos pacientes quemados con frecuencia se deben a hipoxia cerebral, la cual se corrige con la aspiración de secreciones y la administración de oxígeno humidificado.

En los casos de quemaduras graves está indicada la intubación precoz para ventilación mecánica.

 

 

c) Estado de la circulación

El estado de la circulación general debe ser determinado con claridad y precisión. El shock se define hoy en términos de hipoperfusión de los órganos principales y no simplemente como disminución del valor de la presión arterial.

El estado mental del paciente es un índice muy confiable de perfusión y de oxigenación del cerebro. La diuresis, en medición exacta cada hora, es un indicador práctico y altamente confiable del gasto cardíaco y de la perfusión de los órganos principales.

En el adulto una producción urinaria de 50-100 ml por hora (1 ml por kilogramo de peso por hora) es indicativa de volemia adecuada y de gasto cardíaco efectivo para la perfusión del riñón y de otros órganos. La monitoría horaria de la diuresis, en términos tanto de volumen como de gravedad específica, constituye un valioso parámetro para el manejo del paciente en proceso de reanimación. Para el logro de este parámetro, se coloca una sonda de Foley desde el ingreso del paciente, y el personal de enfermería debe registrar con meticuloso cuidado los volúmenes de la orina eliminada y de los líquidos perdidos y administrados.

 

 

d) Otras lesiones

No es extraño que los casos de quemadura asociada con politraumatismo concentren la totalidad de la atención del médico hacia la quemadura, especialmente si ésta es extensa. Con lamentable frecuencia pasan inadvertidas otras lesiones que pueden revestir mayor gravedad y riesgo inmediatos.

La observación clínica cuidadosa y la utilización amplia de imágenes diagnósticas permiten detectar serias lesiones asociadas. Es necesario tener presente que la quemadura de por sí no es la lesión que requiere tratamiento inmediato. Primero se deben atender las lesiones torácicas y cardíacas, las rupturas o perforaciones abdominales, el trauma craneoencefálico, las fracturas costales y de huesos mayores, las heridas abiertas.

Especial atención debe prestarse a fracturas y a heridas de tejidos blandos, las cuales posiblemente aparecerán contaminadas y exhibirán presencia de cuerpos extraños, según haya sido el mecanismo del trauma térmico.

 

 

e) Evaluación de la quemadura

La profundidad de la quemadura puede ser difícil de establecer en un principio. La naturaleza del agente térmico que causó la lesión suministra la primera indicación. En los adultos las quemaduras por agua o líquido caliente generalmente son de segundo grado, pero en los niños pueden ser de tercer grado.

La quemadura de segundo grado típicamente aparece roja y húmeda. Las llamas producen quemaduras de tercer grado, especialmente si la quemadura ocurre en un recinto cerrado o con la persona en estado de inconsciencia. Las quemaduras de tercer grado aparecen secas y presentan anestesia a la exploración con una aguja; las de segundo grado presentan hipoestesia, mientras que las de primer grado presentan hiperestesia.

La flictena que no está rodeada de tejido carbonizado generalmente indica segundo grado.

El tejido blanco y transparente, a través del cual se pueden ver venas trombosadas, es indicativo de tercer grado.

Las quemaduras que afectan fascia, tendones y hueso son, obviamente, de tercer grado.

La extensión de la quemadura influye notoriamente sobre el pronóstico. Hace años las quemaduras de segundo y tercer grado que cubrían más del 40% del área corporal exhibían mortalidad de cerca del 100%. Con el advenimiento de la terapia con agentes antimicrobianos locales, la reanimación agresiva con líquidos parenterales y el soporte orgánico racional, la mortalidad en las quemaduras extensas ha sido reducida en forma notable.

La extensión aproximada de la quemadura puede ser estimada aplicando la conocida “regla de los 9“, según el popular diagrama de la superficie corporal..

Esta regla debe ser modificada en el niño, en quien la cabeza representa el 18% cuando lactante, y de allí en adelante un 1% menos por cada año de edad. Lo que en el niño aumenta en porcentaje en la cabeza se disminuye en las extremidades inferiores, de modo que en la medida que se sustrae el 1% por cada año de edad de la cabeza, se añade este 1% a las extremidades inferiores.

Fuente: http://www.aibarra.org/Guias/1-16.htm

STAR LIFE (ESTRELLA DE LA VIDA)

Posted in BASICOS on junio 11, 2008 by paramedico111

A principios de los 70 los primeros servicios de emergencia que se desarrollaban en EE.UU eligieron

como símbolo medico una cruz roja. Este símbolo entraba en conflicto con el utilizado por el Comite

Internacional de la Cruz Roja.

 

La Cruz Roja Americana no estuvo de acuerdo ya que violaba los tratados internacionales donde se

protegía de su uso indiscriminado. Este emblema, en cualquiera de sus variaciones, solo podía

utlizarse para proteger a los heridos y enfermos contra la violencia durante los conflictos bélicos y

asegurar las labores humanitarias, y no por equipos civiles en tiempo de paz.

 

Esto obligó al Depto. de Salud de los EE.UU a tener que buscar un nuevo símbolo que nos identificara

dentro del sistema de emergencias. La única corporacion que pudo mantener su uso fue Johnson &

Johnson al estar amparados por una ley federal en EE.UU.

 

Ante esta situación, Leo R. Schwartz, uno de los responsables de la Administración Nacional para la

Seguridad en las Carreteras, diseñó una estrella azul con una configuración especial, donde cada

barra representa cada uno de los seis componentes del sistema de emergencias médicas:

 

 

 

De inmediato, este símbolo fue aprobado y adaptado como identificación del personal paramedico por

la Asociacion Americana de Medicina.

 

Respecto al bastón y a la serpiente que se integra en la estrella, aunque el símbolo medico mas

conocido ha sido el del bastón con sus dos serpientes entrelazadas alrededor de él y vencidas por

dos alas, es el bastón de Aesculapius con una sola serpiente el que nos simboliza al personal de

manejo de emergencias médicas a nivel pre-hospitalario.

 

Una de las teorias que he encontrado en la red que mejor puede explicar esta decisión es que

mientras los medicos sostienen el poder sobre la vida y la muerte, el personal de emergencias

médicas lo tiene solo sobre la vida…

 

Ambulancias

Posted in BASICOS on junio 11, 2008 by paramedico111

La idea de un vehículo especial para transportar heridos, o tratarlos in situ, surgió en el ámbito de la guerra. En 1792, el cirujano jefe del ejército francés, Dominique-Jean Larrey (1766-1842), elaboró un proyecto para la campaña de Napoleón en Italia, que preveía tres grupos de quince cirujanos y doce coches de caballos, cada uno dedicado a recoger y tratar a los heridos. Así se podría “operar las 24 horas”.

 

Uso masivo para proveer atención médica urgente

 

A finales del siglo XIX varias ciudades, entre ellas Salvador de Bahía, en Brasil y San Luis, Missouri, Estados Unidos, comenzaron a utilizar sus tranvías como ambulancias, en el transporte de enfermos y heridos. El tranvía de Salvador de Bahia incluía un compartimento de fumigación y una camilla con dos enfermeras. El diseño de la red de tranvía de San Luis permitía que la ambulancia tranvía, presentada en 1894, pudiera llegar a los 16 enfermerías de la ciudad.19

 

En Alemania, en 1902, se presentó un tren ambulancia para civiles (sobre la base de la utilización de los trenes durante los conflictos militares) para su uso en accidentes de ferrocarril. Albergaba una sala de operaciones móvil y ocho camillas. Los cirujanos empleados vivían cerca de la estación de trenes donde el tren ambulancia se estacionaba, y desde done eran convocados en caso de una emergencia. El tren tenía prioridad sobre las vías, por lo que el resto de trenes estaban obligados a cederle el paso. 

Las ambulancias modernas a menudo se construyen de manera personalizada, así como el equipo médico especializado, instalado directamente en las ambulancias. Se ha mejorado el diseño de los vehículos, incluyendo mejoras en las alertas visuales y acústicas, además de otras más generales como el ABS, particularmente necesario en las ambulancias, debido a la velocidad a la que circulan y a lo que portan en su interior. También ha habido cambios para mejorar el bienestar del equipo médico de la ambulancia, como la adición de un elevador de camillas, rampas y tornos, con el fin reducir la tarea manual a realizar por el equipo médico.

El diseño de las ambulancias continúa desarrollandose, en gran parte debido a los nuevos avaces y al papel de los paramédicos y el resto del equipo de la ambulancia, que requiere un equipamiento especializado. Otras mejoras van destinadas a proteger al conductor y al equipo en caso de accidente, ya sean meras colisiones de tráfico u otros más catastróficos, como atentados terroristas.

 

 

Como cualquier vehículo, las ambulancias se pueden ver involucradas en accidentes. Éstas, como cualquier otro vehículo de emergencia, necesitan estar operativas bajo cualquier condiciones, incluyendo cuando los conductores civiles deciden no apartarse de la calzada. También, la responsabilidad del equipo de la ambulancia para atender a su paciente a menudo, excluyen el empleo de dispositivos de seguridad como cinturones de seguridad. Las investigaciones han mostrado que las ambulancias tiene una mayor probabilidad de que sus ocupantes mueran o resulten heridos en una colisión, Esta es mayor que la de los coches de bomberos y de policía. Los ocupantes que más riesgo corren son los que se encargan del cuidado del paciente.31 En un estudio se compararon los resultados entre accidentes de ambulancias y vehículos de tamaño familiar, concluyendo que los accidentes con ambulancias implicadas tienden a implicar a más personas.32 Un estudio retrospectivo de once años concluido en 2001, encontró que aunque los peores accidentes de ambulancias ocurrieran durante las carreras de emergencia, estos solían ocurrir sobre carreteras rectas, secas, en tiempo claro.33 La seguridad se convierte así en una preocupación de especial interés al diseñar la ambulancia.

 

Equipamiento 

Además del equipamiento usado directamente para el tratamiento de pacientes, las ambulancias pueden albergar una gama de equipamientos adicionales utilizados para facilitar el cuidado del paciente. Esto puede incluir:

                                    Radio bidireccional: uno de los elementos más importantes del equipamiento, ya que permite a la ambulancia recibir encargos y puede permitir al equipo ponerse en contacto con el hospital, ya sea para informar de su llegada o del estado del paciente.29 30 Más recientemente muchos servicios de todo el mundo han cambiado del UHF/VHF tradicional, que pueden ser espiados por personas ajenas, a sistemas más seguros, como los que trabajan sobre un sistema GSM, como TETRA.

                                    Terminal móvil: algunas ambulancias llevan terminales móviles (o MDTS), que se conectan inalámbricamente a un ordenador central, por lo general en el centro de control. Estos terminales pueden funcionar recibiendo o enviando señales de radio y pueden ser usados para enviar los detalles médicos al equipo, registrar el tiempo que el equipo atiende al paciente, lo que tardó en llegar al lugar, en abandonarlo y en llegar al hospital.34

 

 

Tecnología intermedia 

En las partes del mundo que carecen un nivel alto de infraestructuras, las ambulancias se diseñan en función de las condiciones locales, que se construyen en función de las tecnologías utilizadas. Las ambulancias también pueden ser remolques, que son tirados por bicicletas, motocicletas, tractores, o animales. Las ambulancias impulsadas tiradas por animales pueden ser útiles en las regiones que sufren inundaciones. Motocicletas de tres ruedas también son usadas, aunque tienen algunas de las limitaciones que las ambulancias más tradicionales tienen sobre los caminos. El nivel de cuidados proporcionado por estas ambulancias varía entre el transporte que provee a una clínica médica y el suministro de atención médica sobre la escena y la continuación del cuidado durante el transporte.5

El diseño de ambulancias de tecnología intermedias debe tener en cuenta el mantenimiento y la construcción de la misma. La robustez del diseño se hace más importante, debido a las necesidades del vehículo. La rentabilidad puede ser una alta prioridad.6

 

Apariencia y marcas 

Las ambulancias de emergencia suelen encontrarse en situaciones de riesgo, incluyendo incidentes como accidentes de tráfico, donde se requiere su intervención. Se necesita que las ambulancias lleguen lo más rápido posible, y en muchos países, pueden infringir las leyes de tráfico, como saltarse semáforos, stops, o, superar el límite de velocidad.

Por estas razones, las ambulancias de emergencia utilizan avisos acústicos y visuales para alertar al resto de conductores. Los avisos visuales pueden ser de dos tipos: activos o pasivos.

 

Los avisos visuales pasivos forman parte del diseño del vehículo, e implican el empleo de una variada gama de contrastes. Las ambulancias más viejas (de los países en vías de desarrollo) tienen las señales pintadas en chapa, mientras que las ambulancias modernas generalmente llevan retrorreflectores que reflejan la luz de los coches. Por ello, suelen llevar colores llamativos a rayas o en forma de tablero de ajedrez. Además de retrorreflectores, algunas ambulancias son pintadas con colores brillantes, como el naranja o el amarillo, para causar así un mayor impacto. Otra forma de aviso pasivo es la palabra ambulancia reflejada en el capó del vehículo, con el fin de ser visto desde los espejos retrovisores.

 

 

La Cruz y la Media Luna Roja.

Las ambulancias pueden mostrar el nombre de su propietario u operador, y un número telefónico que puede ser usado para llamar a la ambulancia. Las ambulancias también pueden llevar un emblema (como parte de los avisos pasivos), como por ejemplo una Cruz Roja, una Media Luna Roja o un Cristal Rojo.

 

Avisos visuales activos 

Los avisos visuales activos suelen ser luces de colores intermitentes. Su intermitencia busca atraer la atención del resto de conductores, para que estos se aparten o para avisar de que una ambulancia se encuentra en un lugar peligroso de la calzada. Colores comunes en este tipo de señales luminosas son el rojo, azul, naranja y amarillo, aunque dependen del país y del operador de las ambulancias.

Hay varias tecnologías diferentes empleadas para conseguir el efecto de intermitencia. El método original era colocar un espejo junto a la bombilla rotativa. Métodos más modernos incluyen el uso de luces estroboscópicas, que suelen ser muy brillantes y pueden programarse para realizar señales de una forma determinada. Actualmente el empleo más extendido de luces intermitentes son las de perfil bajo y de un consumo de energía bajo. Más información sobre equipo de vehículo De la emergencia.

Para aumentar la seguridad, lo mejor es que las luces tengan una cobertura de 360º, mejorando la posibilidad de que el vehículos sea visto desde cualquier posición. En algunos países, como en Estados Unidos, esto es obligatorio.

 

Avisos acústicos 

 

 

Ambulancia saliendo del centro hospitalario en Poá, Estado de São Paulo, Brasil.

Además de los avisos visuales, las ambulancias suelen contar con avisos acústicos, normalmente conocidos como sirenas, que alertan a los vehículos de la presencia de una ambulancia en las proximidades. Los primeras señales acústicas empleadas fueron simples campanas, instaladas en la parte superior de la ambulancia. Las ambulancias más modernas portan sirenas electrónicas, que pueden producir distintos sonidos.

Los servicios de ambulancia hacen que sus conductores usen distintos tipos de sirenas en función de la situación de conducción. Por ejemplo, sobre una carretera vacía se utiliza el sonido “de gemido”, que da un largo y estable tono alto seguido de otro más bajo. En intersecciones ocupadas, un ajuste “de aullido” puede ser empleado, que entrega una señal más rápida. “El tono dual” y modos “phaser” también se encuentran en las sirenas más modernas. El cambio de la velocidad y del tono de la advertencia intensifica la alarma hacia los conductores en el camino de la ambulancia.

          

 

BIENVENUS

Posted in BASICOS on junio 3, 2008 by paramedico111

 Bienvenidos a este sitio dedicado a la atencion medica prehospitalaria y rescate urbano.

 

 

OBJETIVO

Acudir rápidamente al sitio del accidente, para el rescate, estabilización, y traslado de víctimas al hospital acreditado para su tratamiento especializado.

El servicio de Atención Médica Prehospitalaria es para todas las personas que tengan algún accidente ó presenten alteraciones de su estado físico, por enfermedad u otra causa durante su trayecto en los tramos carreteros administrados por CAPUFE o BANOBRAS que cuenten con Servicio Médico.

OMPROMISOS DE SERVICIO
 

Oportuno

Nos comprometemos a que la unidad de emergencia (ambulancia y / ó unidad de rescate), arribará al lugar del accidente y / ó servicio en un plazo máximo de 20 minutos a partir de la recepción de la llamada de auxilio en el Servicio Médico CAPUFE.

 

Honesto

Nos comprometemos a no solicitarle algún pago por el servicio de traslado en ambulancia de CAPUFE. El servicio es gratuito.

 

Confiabilidad

El Técnico en Urgencias Médicas esta capacitado para rescatar, canalizar, estabilizar, inmovilizar  y trasladar al paciente a hospitales acreditados de una manera segura y confiable.

 

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.